jueves, febrero 15, 2007

Sonrisas.

Ayer fue un día horrible por muchos motivos. Puedo afirmar sin mucho temor a confundirme que salieron mal cosas en todos los ámbitos de mi vida. Me sentía en el fondo del pozo más profundo del más perdido valle (que bonito me ha quedado eso).
Hoy tampoco parecía que fuese a ir mucho mejor... y, sin embargo, en algún momento entre la hora de comer y el momento en que he cogido el metro para volver a casa, me he animado. No me pregunteis el motivo, porque lo desconozco.
Y, entonces, me he dado cuenta de algo que, sin querer, hace que todo deje de ser una mierda. El poder de hacer sonreir a la gente. Da igual que sea un conocido o un desconocido. Un amigo o una persona que ves triste en el metro. Que las bromas las hagas directamente a esa persona o, sencillamente, hagas el ganso: llega un momento en que empieza a hacer el sonreir y, en ese momento, te sientes mejor... no por tí. Sino porque una persona que estaba triste hasta ese momento, se siente un poco menos triste y ha sido por tí... puede que por ponerte, voluntariamente, en ridiculo durante unos segundos ( y quien me haya escuchado cantar o imitar a Pinky y Cerebro sabe a que me refiero). O, simplemente, porque hayas tenido las palabras adecuadas en el momento adecuado. Pero has cambiado algo, para mejor.
Y, durante unos instantes, eso es suficiente.
Al menos para mi.

4 comentarios:

laparca dijo...

Son las pequeñas cosas las que hacen que nos sintamos mejor. Se puede uno volcar completamente en intentar ser feliz y no conseguirlo y luego, con un par de chorradas... ¡zas!

A ver si algún día encuentro mis chorradas.

Shimrod dijo...

Una sinapsis que salta chispas, una neurona puñetera, alguna glándula revoltosa... Todo está en nuestra mente y como interpretamos nuestro alrededor.

ExtranjeroEnTierraExtraña dijo...

A mí me pasa más de una vez. No entiendo bien por qué, pero tengo una manera muy rara de cambiar de ánimo. Tan pronto estoy eufórico como me da un bajón y todo en mi vida me parece una mierda.

Jael dijo...

Sonreir bueno.
Hacer sonreir más mejor.
Ver sonreir a alguien que quieres más mejor aún.
Muak

Suscribete al Blog