martes, noviembre 27, 2007

Becando.

Empecé el lunes una beca en el departamento de Física de mi universidad ayudando en las prácticas de laboratorio... y debo decir que, aunque sea muy pesado el hecho de pasarte dos (o cuatro) horas de pie... me gusta. Al contrario de otras becas, aquí la gente lo agradece bastante y no te cruzas con tanto subnormal... aparte de demostrarme que, efectivamente, ya conozco (y me conoce) más de media universidad.
Sin embargo, me ha planteado una curiosa reflexión... ¿de verdad fui alguna vez tan joven?

6 comentarios:

Jael dijo...

Seguramente sí fuiste tan joven :D
Espero que tu beca vaya bien ;***

la reina del hielo dijo...

Todos fuimos jóvenes, pero tendemos a olvidarlo, posiblemente por la moda que se estilaba por entonces xD. No te gastes el sueldo en chuches!

Fenix Mueneren dijo...

Vas a empezar a a ser como laparca... no podras andar mas de 3 metros sin pararte a saludar a alguien xD

PD: FRIKI!!!!! pero ademas, del averno... y ya sabes porque :D

Profesor James Moriarty dijo...

suerte con los jovenes, y no, a tí al igual que a mi, nunca hemos sido jovenes, pasamos de ser niños a ser mayores, siempre hemos estado con gente que ha sido mas mayor que nosotros, por eso hemos vivido la vida de manera distinta... a otro ritmo, nosotros fuimos la mandarina que se caía del arbol y cuando el resto se reían deciamos inmaduros XD

y bueno, tengo fotos tuyas en las cuales estás con menos años, eso es el único cambio en todo lo que te conozco.

Vircoph dijo...

Ánimo con la beca ^^ Es importante que te guste y lo pases bien, así incluso sentará mejor :D

En cuanto a lo ser tan jóvenes... A mi los mayores siempre me parecieron más "mayores" de lo que yo me sentía cuando yo era la "mayor", por lo que parece natural que los peques parezcan "más peques" de lo que recordamos haberlo sido nosotros. xD

¡Besos!
Virc.

laparca dijo...

Claro que has sido tan joven alguna vez... ¡Y aún lo eres! Es como yo, yo soy todo un crio, aún sigo queriendo mamar... (estooo, yo no he dicho eso :P).

Lo importante no es la edad, es como te sientas tu misma. Yo me siento joven, pero cansado. ¿cómo te sientes tú?

Suscribete al Blog